El centro de estudios árabes Qalam wa Lawh en Rabat es una de las referencias en la enseñanza del árabe como lengua extranjera en el norte de África. Este centro acoge cada año a miles de estudiantes que desean mejorar su nivel de árabe, sumergirse en la cultura marroquí de primera mano o, simplemente, iniciarse en el estudio de la lengua.

El centro se inauguró en 2007 con el claro objetivo de promover una cultura de paz y de entendimiento intercultural, convirtiéndose en escenario propicio para los debates y el enriquecimiento entre el profesorado marroquí y el alumnado extranjero.

El profesorado está especializado en la enseñanza del árabe además de en otras disciplinas como la lingüística, la teología islámica, la poesía o el derecho. Así, el aprendizaje lingüístico y el conocimiento cultural se dan la mano para que la andadura del estudiante se vea enriquecida por este inseparable duo. Tanto es así, que cada jueves tendrás la oportunidad de disfrutar de una charla de la mano de algún investigador marroquí de las universidades Mohamed V de Rabat, Hassan II de Casablanca o Moulay Ismail de Mequinez.

Puedes personalizar tu experiencia de estudio como quieras, ya que cuenta con programas semestrales (en colaboración con varias universidades de todo el mundo), anuales, intensivos de verano o la beca Ibn Battuta For Peace and Diplomacy, con la que yo conté hace un año. Elijas la modalidad que elijas, tendrás que hacer un examen de nivel, tanto escrito como oral, para que comiences tu experiencia desde tu punto de partida.

La beca Ibn Battuta se otorga anualmente en cuatro ocasiones, coincidiendo con el comienzo de cada estación. Todos los programas tienen una duración de catorce semanas en modalidad semi-intensiva (20 horas a la semana), salvo el programa de verano que consta de cuatro semanas en modalidad intensiva (30 horas a la semana).

La beca premia a aquellos estudiantes que demuestren, a través de su certificado académico personal, una carta de motivación y tres cartas de recomendación, el compromiso con el estudio del árabe así como su aplicación a contextos específicos. Con ella, te beneficiarás de 4 horas al día de clase de árabe estándar y todas las asignaturas optativas que desees, bien sea islam y política, sociología, sistemas políticos del Magreb, literatura árabe, dialecto marroquí o género y sociedad.

Además de todo ello, semanalmente se organiza una visita cultural en árabe a distintos lugares de interés. Yo tuve la oportunidad de visitar la Biblioteca Nacional del reino, el Instituto Real de la Cultura Amazigh, el Parlamento de Marruecos y Dar Al Hadith, una prestigiosa escuela de teología islámica. La tarde del jueves la ocupaba el Arabic Language Café, en el que se proponía un tema para debate y, junto con alumnos marroquíes, entablabas una conversación en árabe mientras compartías un buen té verde con hierbabuena.

Finalmente, también se ponen a tu disposición actividades adicionales, como talleres de escritura con autores marroquíes del momento, talleres de caligrafía árabe y el servicio de tutorías diarias en árabe para reforzar lo visto en clase. Incluso puedes elegir alojarte en casa de una familia marroquí para que la inmersión sociolingüística no decaiga en ningún momento.

La metodología monolingüe en árabe me resultó realmente eficaz para empaparme de lleno del idioma y vencer el miedo a hablar y debatir en esta lengua. Para ello, fueron realmente útiles las exposiciones orales que tuve que preparar y defender delante de un tribunal de profesores al término de cada nivel que completaba.

Para más información sobre la beca Ibn Battuta y los precios de otros programas, puedes consultar estos enlaces:

Beca Ibn Battuta

Precios del centro Qalam wa Lawh

Entrevistando a un par de estudiantes de derecho marroquíes para un trabajo de clase
Graduación del curso “El árabe en sociedad”
Clase de árabe estándar con el Dr. Fouad Amraoui

Escrito por Elisa Barbero Valderrama, estudiante de prácticas profesionales en Al-Magreb Traducciones del Máster Universitario Euro-latinoamericano en Educación Intercultural de la Facultad de Educación de la UNED.

CÓMO ENTRAR Y SALIR DE MARRUECOS

Desde que el 13 de marzo Marruecos cerrara sus fronteras tanto terrestres como marítimas y aéreas, y a pesar de que Europa y otros países las hayan abierto meses después, Marruecos solo permite salir y entrar a los llamados “casos excepcionales” ya que anunció la prórroga del estado de emergencia sanitaria hasta el 10 de octubre. Sin embargo, las fronteras terrestres de Ceuta y Melilla siguen actualmente cerradas y el Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó el 29 de agosto la prórroga, hasta el próximo 16 de septiembre, del cierre de fronteras a terceros países de la Unión Europea y países asociados Schengen, donde incluyó a Marruecos en la lista de países desde los que no se puede viajar a España si no se es nacional o residente.

SALIR DE MARRUECOS

Para poder salir de Marruecos, podemos optar por algunos de los vuelos o barcos de repatriación que ofrecen los diferentes países que tienen a nacionales y residentes atrapados dentro de sus fronteras.

En el caso de España, ofrece barcos de repatriación desde Tánger a Algeciras. Para acceder a ellos hay que apuntarse a una lista en el consulado e irán entrando en los diferentes barcos que hay cada dos semanas aproximadamente.

Si no se quiere esperar a ser llamado, basta con reservar un billete de avión con las aerolíneas Royal Air Maroc o Airarabia.

Así mismo, 48 horas antes de salir del país hay que rellenar un documento online sobre información sanitaria relativa a nuestra persona que se deberá entregar en forma de código QR a la entrada del país.

ENTRAR EN MARRUECOS

En julio, el gobierno marroquí abrió parcialmente sus fronteras para dejar entrar a marroquíes, residentes extranjeros en Marruecos, los cuales podrán salir del Reino al final de su estancia por los mismos medios aéreos y marítimos.

En septiembre, además de los casos anteriores, anunció que permitirá acceder:

  • Si se posee una invitación de una empresa marroquí.

La invitación se deberá imprimir en papel y en esta deberá constar: Su identificación (ICE, nº Registro de Comercio y su dirección); deberá, asimismo, estar firmada y sellada con el sello de la empresa e incluir el objeto de la visita y los nombres completos y números de pasaporte de los visitantes, su fecha de entrada en Marruecos así como el lugar de alojamiento durante la estancia en Marruecos.

  • Si se posee una reserva confirmada de un hotel en Marruecos. 

Para hacerlo existen dos diferentes vías:

  • Por avión con Royal Air Maroc o Airarabia.
  • Por vía marítima en los barcos procedentes UNICAMENTE de los puertos de Sette (Francia) o Génova (Italia).

Asimismo, para poder entrar al país, hay que presentar OBLIGATORIAMENTE EN CUALQUIER CASO:

  • Prueba de PCR NEGATIVA realizada en las 48 horas previas a la entrada en territorio marroquí. No sirven los test rápidos.
  • Test serológico.

Debido a la situación actual del aumento de casos en el Reino, se ha procedido a confinar diferentes ciudades (Tánger, Casablanca, Marrakech…)  de las que no se puede entrar ni salir sin un permiso de las autoridades competentes para evitar la propagación del virus.

Por ello, si se llega a una ciudad que no es nuestro destino final y resulta que está confinada, podemos solicitar dentro del aeropuerto marroquí un permiso de desplazamiento especial que nos será otorgado presentando el billete de avión y el pasaporte.

Recuerde seguir todas las medidas de prevención en el país en el que esté. Tanto en España como en Marruecos es obligatorio el uso de mascarilla en todos los espacios públicos al aire libre y cerrados si no es posible mantener la distancia de seguridad.

Fuentes:  http://www.exteriores.gob.es/

http://www.covidmaroc.ma/pages/Accueil.aspx

https://www.sante.gov.ma/Pages/Accueil.aspx

¿Sabías que la primera universidad del mundo está en Marruecos y fue fundada por una mujer?

Cuando pensamos en cuál pudo ser la primera universidad o en quién la fundó, puede que no se nos pase por la cabeza Marruecos y dos mujeres (si nos ceñimos a la época).

La Universidad de Al Qarawiyyin en Fez جامعة القرويين) fue fundada en 859 y es considerada por la Unesco y el Libro Guinness de los Récords como la más antigua del mundo que sigue en funcionamiento, ya que fue creada 200 años antes que la universidad de Bolonia, Italia, la primera de Europa, en 1088.

Si bien existieron otros sitios históricos y arqueológicos más antiguos, Al Qarawiyyin sigue ofreciendo educación desde su fundación, la cual se debe a una familia tunecina que se mudó a Fez y, tras la muerte del padre, Fátima y su hermana Mariam crearon la Mezquita y la Universidad Al Qarawiyyin, en honor a su ciudad natal en Túnez: Fátima utilizó todo el dinero para proporcionar educación a la gente de Fez y Mariam usó gran parte de su herencia para construir la mezquita con estilo andaluz.

Al principio, estaba compuesta por una mezquita con una escuela en la que se enseñaba el Corán, una humilde biblioteca y la madrasa (escuela مَدْرَسَة). Se centró en la educación religiosa, pero luego se expandió a la lingüística, la gramática, el derecho, la música, la medicina y la astronomía.

En 1359, durante la dinastía de los Benimerín, la biblioteca creció y se agregó un gran espacio repleto de más de 20.000 libros escritos a mano que datan de principio de la Edad Media, además de incluir 4.000 textos y manuscritos poco comunes.

En 1947, se integró al sistema educativo estatal marroquí y, en 1965, fue renombrada oficialmente como la Universidad de Al Qarawiyyin.

Entre los famosos exalumnos que estudiaron se encuentran:

  • el filósofo musulmán del siglo XII Ibn Rushd;
  • el Papa Silvestre II (de quien se dice que introdujo los números arábigos en Europa después de estudiar en Al Qarawiyyin en el siglo X);
  • el teólogo Ibn al-Haj al-Abdari de los siglos XIII al XIV;
  • el diplomático andalusí del siglo XVI, Leo Africanus;
  • Maimónides, el filósofo judío famoso por sus escritos sobre la ley y la ética judías durante el siglo XII.

Ahora, es una de las universidades más importantes del mundo islámico y árabe debido a la destrucción de numerosos textos, e incluso bibliotecas, por las guerras ya que contiene algunos de los manuscritos conservados más antiguos de la historia islámica.

Aunque esta universidad fue fundada por una mujer hace más de 1000 años, no fue hasta hace poco que las mujeres empezaron a estudiar de manera significativa en esta institución.

Fuente